Gobierno y privados destacan medidas para facilitar exportaciones de frutas

Ya son varias las medidas que se han aplicado para sortear las barreras que persisten en la cadena logística exportadora. Autoridades y privados dieron el vamos a la temporada.
Ya son varias las medidas que se han aplicado para sortear las barreras que persisten en la cadena logística exportadora. Autoridades y privados dieron el vamos a la temporada.

Para este período el principal desafío del sector será sortear las complejidades de la cadena logística que impactan a la industria. El Gobierno y las empresas han estado trabajando en conjunto y dicen que ya hay avances.

Publicado

En Valparaíso se efectuó la ceremonia que dio la partida oficial a la temporada de exportaciones de frutas que ya registra varios embarques a los puertos de destino. Fue la oportunidad para informar las medidas que buscan facilitar el proceso exportador y superar las restricciones que persisten en la cadena logística.

En el Terminal Pacífico Sur, donde se efectuó el encuentro, ya habilitaron, por ejemplo, una plataforma de agendamiento de carga de exportación y en San Antonio se ha trabajado en reducir las horas de cierre de los puertos.

A la ceremonia en Valparaíso asistieron el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela; la directora nacional (s) del SAG, Andrea Collao; el presidente de Asoex, Iván Marambio; el presidente de la Camport, Daniel Fernández y el presidente de la Empresa Portuaria de Valparaíso, Luis Eduardo Escobar, entre otros invitados.

Colaboración pública y privada

El mayor desafío del sector agrícola exportador es sortear las complejidades de la cadena logística y las soluciones las buscan actores públicos y privados. El Gobierno lanzó el Plan de Logística Colaborativa para optimizar la cadena de comercio exterior portuaria con cinco ejes de trabajo, y anunció la realización de distintas mesas regionales que ya están en marcha.

Los actores privados presentaron un plan de 12 medidas al Gobierno que ya muestra avances con la diversificación de los puertos de salida de la fruta fresca, por ejemplo, a través de Coronel y Ventanas. Esto permitirá facilitar que la fruta llegue en mejores condiciones y calidad hacia sus mercados de destino y posibilitar salidas más cercanas a las zonas de producción.

En cada puerto han aplicado medidas según sus problemas específicos: en el Terminal Pacífico Sur Valparaíso habilitaron la plataforma de agendamiento de carga de exportación, el aumento de infraestructura y conexiones eléctricas, la diversificación de la recepción de carga a través del tren de fruta, el aumento de cargas combinadas y el incremento de áreas de respaldo en el Sector Carrera y Zona de Extensión de Apoyo Logístico (ZEAL). Al mismo tiempo, se está promoviendo el uso de camiones al tercer turno y se lleva adelante la Mesa Técnica Puerto Valparaíso, con reuniones bisemanales. Desde enero a abril del próximo año, adicionalmente, se contará con la habilitación del SAG en terceros turnos.

En el Puerto San Antonio, en tanto, se ha trabajado en reducir al menos un 30% las horas de cierre de los puertos, aportando mayor disponibilidad portuaria y al sistema logístico en general. Adicionalmente, en materia de logística terrestre, se ha incrementado el uso de terceros turnos en el movimiento de contenedores vacíos entre depósitos y terminales, esperando alcanzar al menos a un 20% del total; mientras que, en temas de seguridad, se han mantenido reuniones periódicas con la Comisión de Organismos Públicos y se ha activado un plan de vuelos de drones para la visualización de los principales generadores de carga y depósitos de la zona. En paralelo, se ha mantenido una relación activa con la Comunidad Logística de San Antonio (COLSA) para establecer un plan de acción entre depósitos, navieras y transportistas ante los escenarios de saturación y cambio del destino de devolución del contenedor, entre otras medidas.

En el Terminal Puerto Coquimbo, TPC, en cuanto a transportistas, se trasladará al ingreso sur de Coquimbo el sitio de aparcamiento para camiones (sector El Panul). Esto permitirá aumentar la capacidad del estacionamiento extraportuario además de reducir el impacto en el tránsito vehicular en Coquimbo. En cuanto a sistemas, se promoverá la automatización de procesos para mejorar la reportabilidad en las distintas etapas de la exportación de fruta.

Optimismo frente a la temporada

Durante la temporada pasada, Chile exportó 2.647.532 toneladas de frutas frescas. De ese monto, el 30% tuvo como destino Estados Unidos, el 29% Asia, el 20% Latinoamérica y el 18% Europa. Mientras que Canadá y Medio Oriente recibieron el 1,7%, respectivamente. Las cinco principales especies exportadas, en términos de volúmenes, fueron las uvas de mesa (23%), manzanas (23%), cerezas (14%), ciruelas (6%) y kiwis (5,1%).

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, anticipó una buena temporada exportadora, en particular a Asia. “Ojalá que también juntos luchemos por la trazabilidad y evitar los paros que generan daños a la cadena productiva, que es un desafío de país y estamos haciendo lo máximo que podemos”, señaló la autoridad.

El gerente general de Terminal Pacífico Sur Valparaíso, Oliver Weinreich, dijo que “nos hemos especializado en la transferencia de este tipo de productos que son clave para el comercio exterior de nuestro país, porque sabemos la importancia que tiene contar con una operación de excelencia para toda la cadena logística. TPS y todos los actores de esta cadena hemos invertido y desarrollado todas las posibilidades que vemos para apoyar a esta industria: desde lo tecnológico, el equipamiento y, por supuesto, lo humano que es lo más importante. Estamos trabajando todos unidos para que esta temporada alta de exportación de frutas sea muy exitosa”.

En tanto, Luis Eduardo Escobar, presidente del directorio de Puerto Valparaíso, destacó que “Valparaíso, sin ser el puerto más grande, juega un papel fundamental en el comercio exterior de Chile y, por supuesto, en la comercialización de nuestras frutas en todo el mundo. Estos registros se logran gracias a la gran coordinación y los altos niveles de eficiencia que existen en toda nuestra cadena logística portuaria, una alianza virtuosa entre trabajadoras y trabajadores, empresas del sector y entidades públicas que día a día trabajan para mantener a Valparaíso entre los mejores puertos de Sudamérica”.