Piden incorporar a los puertos en la agenda pro inversión del gobierno

La infraestructura es uno de los ámbitos del plan para favorecer las inversiones, pero se echa de menos al sector portuario.
La infraestructura es uno de los ámbitos del plan para favorecer las inversiones, pero se echa de menos al sector portuario.

Desde la Liga Marítima de Chile opinaron que la política anunciada por el Presidente Gabriel Boric peca de no considerar la infraestructura portuaria que muestra importantes atrasos en su desarrollo.

Publicado

Como medidas que van en la dirección correcta pero que resultan insuficentes para promover las inversiones y la reactivación de la economía califican diversos analistas a las propuesta que presentó el Gobierno el lunes 12 de septiembre a través del Plan Invirtamos en Chile.

Son 28 medidas que abarcan aspectos tributarios, inversión verde, mejoras en procesos de permisos y regulaciones, fortalecimiento de la inversión extranjera robustecimiento de alianzas público-privadas e infraestructura pública.

Sin embargo, desde algunos sectores echan de menos que en este último punto no se haya considerado explícitamente la situación de la infraestructura portuaria del país y las necesarias inversiones para aumentar sus capacidades.

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Cristián Allendes, dijo por ejemplo que es urgente acelerar inversiones en los puertos chilenos y mejorar su funcionamiento.

“Necesitamos que la logística de los puertos sea mucho mejor, porque el año pasado tuvimos una debacle tanto para las exportaciones como para las importaciones. Hay algunos puntos que son de corto plazo, en que en los próximos dos meses deben quedar resueltos”, expresó a medios de prensa nacionales al comentar las propuestas del gobierno.

Y desde la Liga Marítima de Chile, su presidente, Miguel Ángel Vergara, escribió en una carta publicada en El Mercurio que “no solo se trata de un problema logístico, puesto que si no se aceleran las ampliaciones de los puertos de Valparaíso y San Antonio, retrasadas por exigencias medioambientales que se han aplicado una y otra vez con efecto retroactivo, todo nuestro comercio exterior con el Asia-Pacífico podría concentrarse en el mega complejo portuario de Chancay que se desarrolla en Perú con capitales chinos. Ese complejo pasaría a ser lo que técnicamente se conoce como un puerto 'hub', lo que limitaría el comercio exterior de Chile a una suerte de cabotaje de ida y vuelta a Chancay-Callao”.