Los compromisos de los países por el Corredor Bioceánico de Capricornio

Hace siete años los gobiernos acordaron avanzar en el corredor para facilitar la salida de las mercancías al Asia Pacifico a través de los puertos del norte de Chile.
Hace siete años los gobiernos acordaron avanzar en el corredor para facilitar la salida de las mercancías al Asia Pacifico a través de los puertos del norte de Chile.

En el II Foro de los Territorios Subnacionales del Corredor Bioceánico Capricornio representantes de Argentina, Brasil, Paraguay y Chile acordaron reactivar la aduana integrada en el Paso de Sico, agilizar la integración entre los países, impulsar una gobernanza para el Corredor y trabajar en la disminución de tiempos y trámites.

Publicado

Tras siete años de intensas relaciones y construcción de obras, el megaproyecto del Corredor Bioceánico Capricornio está cada vez más cerca de comenzar su puesta en marcha. Así lo indican desde el gobierno regional de Antofagasta, ciudad donde se efectuó una reunión de los países participantes.

Para esa zona nortina es un tema relevante porque el corredor considera a tres puertos de la región como puerta de entrada y salida de productos de Brasil, Paraguay y el norte de Argentina.

En la reunión los representantes firmaron la "Declaración de Antofagasta" que compromete reactivar la aduana integrada en el Paso de Sico, agilizar la integración e impulsar una gobernanza para el corredor.

El Corredor Bioceánico de Capricornio será una ruta de integración comercial de América del Sur conectando el transporte vial, ferroviario, fluvial y aéreo de los territorios parte, diversificando la matriz productiva local.

Los objetivos son la eficiencia logística, la reducción de los costos de fletes, el desarrollo de las regiones y la facilitación de las transacciones internacionales y el desplazamiento de personas. El origen geográfico del Corredor Bioceánico comienza en los puertos de Brasil, pasando por Paraguay y el noroeste de Argentina, hasta llegar a los puertos del norte de Chile a través de la Región de Antofagasta, siendo esta la ventana de entrada y salida con los mercados del Asia Pacífico.

En el encuentro el Gobernador Regional de Antofagasta, Ricardo Díaz, afirmó que "estamos logrando completar todas las iniciativas que por años se han venido hablando con respecto al Corredor Bioceánico ya que tenemos ciertas concreciones y posibilidades de ir asegurando un traspaso de carga desde los distintos países; Argentina, Brasil y Paraguay hacia todo el norte grande de Chile".

Fue en diciembre de 2015 cuando los entonces presidentes de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Dilma Rousseff; de Chile, Michelle Bachelet; y de Paraguay, Horacio Cartes; suscribieron la “Declaración de Asunción sobre Corredores Bioceánicos”, comprometiéndose a concretar el corredor vial que va desde el puerto de Santos, en Brasil, hasta los puertos de Antofagasta, Mejillones, Tocopilla, Iquique y Arica.

Se requieren obras de infraestructura vial para poder transitar los 2.250 kilómetros de vías terrestres, las que ya llevan 76% de avance, para llegar con las cargas desde el Atlántico a los puertos del norte chileno.