Armasur: “Modernizar sistemas de control de asistencia en las naves va en la línea correcta”

Dos recursos sobre el polémico sistema de control de asistencia a bordo deben resolver los magistrados de la Corte.
Dos recursos sobre el polémico sistema de control de asistencia a bordo deben resolver los magistrados de la Corte.

La Asociación de Armadores consiguió paralizar temporalmente la nueva normativa sobre asistencia, horas de trabajo y descanso del personal embarcado. Desde la organización explican por qué se oponen a esa norma y enfatizan su respaldo a mejorar las relaciones entre empleadores y trabajadores.

Publicado

Fue a principios de septiembre cuando la Corte de Apelaciones de Puerto Montt concedió a Armasur una orden de no innovar que, en la práctica, impide a la Dirección del Trabajo aplicar la Resolución 686 que introdujo un nuevo mecanismo de registro y control de asistencia, horas de trabajo, descansos y remuneraciones del personal embarcado.

La orden del tribunal rige mientras se resuelve un recurso de protección que la empresa naviera Frasal ingresó a la Corte y del que se hizo parte más tarde la Asociación de Armadores de Transporte Marítimo, Fluvial, Lacustre y Turístico Sur Austral de Chile (Armasur).

Desde esta organización de empresas navieras respondieron las consultas de Agenda Marítima sobre el conflicto que los enfrenta en la Corte con la Dirección del Trabajo y, de paso, involucra a los trabajadores embarcados.

En una declaración que enviaron a este medio lo primero que hacen es aclarar, precisamente a los trabajadores, que las empresas no cuestionan las potestades de la Dirección del Trabajo para determinar sistemas especiales de control de asistencia y que en torno a medidas que mejoren la relación trabajador–empleador están de acuerdo con generar sistemas de control de asistencia más modernos que los existentes.

Lo que critican y a lo que se oponen, explican en su declaración, es “la manera como la Dirección ha hecho uso de su mandato legal para fijar un nuevo sistema de control de asistencia para los trabajadores embarcados”.

La Resolución 686

La norma de la Dirección del Trabajo es del 1 de julio de este año y empezó a regir de inmediato para reemplazar un mecanismo de registro manual de los trabajadores, en un libro de asistencia que ha sido usado durante 30 años, por un sistema electrónico y en línea a bordo.

Según Armasur, no hubo consulta previa a la dictación de esta normativa y al ser de aplicación inmediata dejó automáticamente a las empresas que no tienen un sistema digital a bordo en incumplimiento de la Resolución 686.

Lamentan igualmente que no hubo posibilidad de aplicar gradualmente el nuevo sistema en paralelo al uso del libro de asistencia.

“Ni siquiera contempla un período de prueba ni de implementación gradual para el nuevo sistema el cual ciertamente tiene complejidades y desafíos técnicos y operativos que requieren tiempos importantes para ver si son realizables y solucionables de manera adecuada”, aseguran en la declaración. Este escenario, agregan desde Armasur, dejó en la práctica a empleadores y trabajadores sin un sistema de control de asistencia aplicable.

Aseguran que, antes de acudir a la Corte de Apelaciones, plantearon sus reparos por escrito a la Dirección del Trabajo y pidieron una mesa de trabajo para implementar la norma de manera adecuada. “Lamentablemente nuestros argumentos y solicitudes no fueron acogidas. Ni siquiera fueron respondidas”, afirman en Armasur.

Héctor Henríquez Negrón, Presidente del gremio naviero Armasur.
Héctor Henríquez Negrón, Presidente del gremio naviero Armasur.

De igual forma argumentan que el sistema digital que impone la autoridad es de difícil operación en las zonas geográficas donde navegan sus asociados, que son áreas con intermitencias relevantes de conectividad a internet por lo que necesitan tiempo para su diseño, autorización, certificación y períodos de marcha blanca.

Y cierran la declaración reiterando algo que ya plantearon en la Corte: “de acuerdo con los registros que tenemos y que dieron origen a nuestro recurso de protección y la solicitud de la orden de no innovar, nuestro entendimiento es que sólo se ha fiscalizado y multado a empresas socias de Armasur, lo que es inaceptable”.

Opinión de los trabajadores

Desde las organizaciones de trabajadores rechazan las actuaciones de las empresas navieras en torno a la nueva normativa laboral sobre control de asistencia a bordo.

Como ya informó Agenda Marítima, la Federación Nacional de Sindicatos de Oficiales de Naves Mercantes y Especiales de Chile cuestionó el recurso de protección atribuyéndole la intención de “continuar engañando, infringiendo, abusando de sus trabajadores”, según afirmaron en una declaración pública.

Y desde la Federación de Sindicatos Marítimos (Fesmar) acusaron una arremetida contra los derechos laborales y prácticas abusivas a bordo “por no querer cumplir con el control de asistencia laboral digital, en línea con la autoridad fiscalizadora, que reflejaría la verdad sin manipulaciones, según la resolución 686 de la Dirección del Trabajo”.

El conflicto tiene una segunda arista judicial a través de otro recurso de protección, también en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, pero del Sindicato de Trabajadores del Grupo de Empresas Frasal en contra de la compañía naviera, Directemar y la Dirección del Trabajo, a las que acusan de un actuar negligente en su rol fiscalizador.

Ambos recursos, el de las empresas y el de los trabajadores, están a la espera de una decisión de los jueces.