Corte suspende norma sobre control digital de asistencia a bordo para tripulantes

En la Corte de Apelaciones de Puerto Montt se debate en torno a la nueva normativa sobre control de asistencia a bordo.
En la Corte de Apelaciones de Puerto Montt se debate en torno a la nueva normativa sobre control de asistencia a bordo.

La medida acoge una solicitud de ARMASUR y es temporal, es decir, aplicable mientras se resuelve un recurso de protección que alega que el nuevo mecanismo de control es inaplicable tal como lo exige la autoridad del trabajo.

Publicado

La Dirección del Trabajo no podrá aplicar sanciones a aquellas empresas que sean sorprendidas en infracción de la Resolución Exenta N° 686 sobre registro y control de asistencia, horas de trabajo, descansos y remuneraciones del personal embarcado. Al menos mientras no se resuelva todavía un recurso de protección que se tramita en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt.

La razón es que el tribunal de alzada concedió una orden de no innovar solicitada por la Asociación de Armadores de Transporte Marítimo (ARMASUR), que es parte junto a la empresa naviera Frasal del recurso de protección que cuestiona la aplicación de esta normativa laboral.

Desde el tribunal ya comunicaron a la Dirección del Trabajo este escenario legal en los siguientes términos: “se concede orden de no innovar sólo en cuanto se suspenden los efectos de la Resolución Exenta N° 686, de fecha 01 de julio de 2022 de la Dirección del Trabajo, respecto de las recurrentes y en tanto se resuelva el presente recurso”.

En el recurso de protección la Naviera Frasal y Armasur cuestionan la normativa de la Dirección de Trabajo, la cual califican de inaplicable al instaurar en forma obligatoria un sistema digital de control de asistencia en los barcos. También sostienen que esto ha sido causa de multas para las empresas calificadas de infractoras.

Denuncia de fiscalización abusiva

La Corte había denegado inicialmente la orden de no innovar, pero tras el análisis de nuevos antecedentes accedió a esa fórmula. Precisamente, Armasur insistió para que se permita a las empresas navieras mantener sus operaciones de cabotaje con los sistemas de control y registro de asistencia que estaban vigentes hasta antes de la Resolución 686, es decir, con un libro de asistencia o un reloj con tarjetas de registro.

Pero además planean un reclamo ante las actuaciones de la Dirección del Trabajo que califican de abusivas. Según el escrito, “la Dirección del Trabajo ha continuado con un obrar doblemente abusivo. Abusivo en primer término porque ha continuado fiscalizando y cursando multas a navieras asociadas a ARMASUR por no contar en las naves con un registro digital obligatorio de asistencia y control así como con un mecanismo de reclamos y quejas a bordo y en tierra, como el que exige mediante la Resolución 686. Y abusivo, en segundo término, porque de acuerdo con la información de que disponemos, la Dirección del Trabajo solamente está aplicándole multas a empresas asociadas a ARMASUR”.