Germán Schacht y las cinco décadas de ASENAV: Dejando en alto a la ingeniería naval chilena en el mundo

El Gerente Comercial de ASENAV es, a la vez, nieto de Eberhard Kossmann, fundador de la compañía.
El Gerente Comercial de ASENAV es, a la vez, nieto de Eberhard Kossmann, fundador de la compañía.

La compañía celebra 50 años, en medio de la construcción de su "Proyecto 200" y a la vanguardia del desarrollo tecnológico, medioambiental y naviero del país. 

Publicado Actualizado

ASENAV es un astillero líder en la costa Pacífico de América y este 2024 celebran 50 años de historias, proyectos, alegrías y aprendizajes. Además, la puesta en marcha de la construcción del barco número 200, así como la elaboración de proyectos que van, desde facilitar la conexión marítima en Chile, hasta naves con perfil científico para investigar lo que ocurre en las profundidades de nuestras costas.

Ubicado en la ciudad de Valdivia, la empresa enfrenta estas cinco décadas con desafíos y deseos de continuar desarrollando una labor que los ha posicionado como una institución de referencia, no sólo por la calidad de sus embarcaciones, también por la tradición que corre por las venas de sus trabajadores.

“En este 2024 queremos continuar el legado que nos dejó mi abuelo, Eberhard Kossmann, fundador de la compañía, quien se esforzaba por conceptos como la responsabilidad, compromiso, puntualidad y calidad”, nos cuenta Germán Schacht, Gerente Comercial de ASENAV y quien se hizo un tiempo en su apretada agenda para conversar con Agenda Marítima.

“Nuestros servicios están basados sobre esos ejes, a los que además sumamos ingeniería chilena para el mundo, con la mejor tecnología e innovación”, explica Germán. Y este último punto es fundamental para la empresa, el poder generar acciones que involucren conocimiento y experiencia desde el país, poniendo a disposición de la construcción el talento que emana desde Chile.

Eso se ve en la construcción del “Proyecto 200” como lo denominan y que consiste en un transbordador para conectar el sur del país y que cuenta con un sistema de “doble proa”, elemento completamente local. “El buque está diseñado por ingenieros chilenos en su totalidad, construyéndose 100% en Valdivia. Recalco esto porque el concepto de “doble proa” que tendrá el transbordador en cuestión, es una solución que se implementó en Chile por ASENAV hace muchos años y que se enfoca específicamente en una operación más eficiente”, relata el Gerente Comercial de ASENAV.

Esa eficiencia en la operación permite adaptarse a las condiciones geográficas del país y las propias necesidades que pueden surgir de sus demandantes. Como lo fue la construcción del Dra. Barbieri, buque mandatado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y que entregará al Instituto de Fomento Pesquero para la investigación científica.

En medio siglo de historia, ASENAV ha diseñado 190 naves y más de 194 proyectos se han entregado.
En medio siglo de historia, ASENAV ha diseñado 190 naves y más de 194 proyectos se han entregado.

Una experiencia que les llena de orgullo por todo lo que significó el proceso, “somos los primeros chilenos en diseñar y fabricar un barco de este tipo en un 100% en nuestro país”, señalando que está construido con los principales estándares medioambientales y diseñado teniendo en cuenta las características propias del país, “un ejemplo de ello es que el barco tiene un bajo calado de tan solo 3 metros de profundidad, que permiten al Dra. Barbieri navegar e investigar en aguas poco profundas, como los 6.435 km de costa nacional y los canales internos del sur de Chile”, relata Schacht, quien destaca que “estamos abriendo espacios para seguir siendo una opción tanto para otros organismos públicos y privados del país que necesiten este tipo de naves o, mirando en perspectiva, esto también nos deja con positivas credenciales para ser una opción para países de otras latitudes que tengan las mismas necesidades”.

Cinco décadas de experiencia y desafíos inmediatos

En este 2024 queremos continuar el legado que nos dejó mi abuelo, Eberhard Kossmann, fundador de la compañía, quien se esforzaba por conceptos como la responsabilidad, compromiso, puntualidad y calidad”

Germán Schacht

En pocas semanas más, específicamente los primeros días de marzo, ASENAV lanzará el remolcador tipo escort RAstar 3200-W, Una nave diseñada por Robert Allan Naval Architects y que ya en el segundo trimestre del año estará listo para su entrega. “Lo que nos ocurre en materia de remolcadores, es que nuestra experiencia construyéndolos es una carta de presentación que nos deja muy bien posicionados. Nuestros remolcadores hoy operan en las más variadas industrias, tanto en Chile como el extranjero, todos con una gran performance”, nos cuenta Germán Schacht.

El profesional refuerza que el remolcador tendrá una disponibilidad casi inmediata y que “operadores de puerto, organismos públicos o privados que deben velar por la seguridad en altamar, pueden encontrar en esta nave una excelente opción para sus necesidades”.

Teniendo en el horizonte más cercano el lanzamiento de esta nave y con los 50 años de historia como referencia para continuar haciendo un trabajo valorado por la comunidad marítima chilena e internacional, el Gerente Comercial de ASENAV nos revela los principales desafíos que tienen como empresa para este 2024.

“Cumplir cinco décadas como compañía es uno de los grandes hitos que tenemos este 2024. Eso porque nos invita a abrir espacios para seguir creciendo tanto en Chile como en el extranjero. En ese sentido, es importante apoyarnos en la solidez que hemos construido como compañía en estos 50 años compitiendo con astilleros mundiales que reciben apoyo de sus gobiernos, lo que hoy nos permite abordar diferentes desafíos: desde transbordadores, remolcadores, naves de tratamiento de peces, naves de investigación científica, cruceros de expedición, entre otros”, reflexiona Schacht.

Ante ello, los retos más inmediatos responden a seguir construyendo naves con alto nivel de ingeniería, mejorar la eficiencia e incorporando las nuevas tecnologías como la automatización y la digitalización, lo que los posiciona en la vanguardia de la construcción de la Industria, siempre teniendo presente “cumplir y superar normas de emisiones o añadir soluciones de eficiencia energética para nuestras naves serán desafíos que estamos ansiosos por abordar”.

Todo ello responde a seguir la línea exitosa que han tenido como Empresa y que toma los valores que impregnó Eberhard Kossman hace ya 50 años. “Somos una compañía con una fuerte tradición familiar, por lo que mantener la reputación que nos dejó el fundador es una meta conjunta por la que todos trabajamos”, finaliza la conversación, con el objetivo de seguir haciendo y construyendo historia en la industria naviera valdiviana, chilena y con una reputación que traspasa las fronteras de nuestras costas y se posiciona como una empresa de referencia para todo el continente.