Gobierno ejecuta medidas para optimizar cadena logística del país

En la imagen vemos a los ministros Nicolás Grau (Economía) y Juan Carlos Muñoz (Transporte) junto a los dirigentes de organizaciones exportadoras, frutícolas, de operadores portuarios, choferes y transportistas luego de anunciar las medidas en el Terminal La Divisa, San Bernardo.
En la imagen vemos a los ministros Nicolás Grau (Economía) y Juan Carlos Muñoz (Transporte) junto a los dirigentes de organizaciones exportadoras, frutícolas, de operadores portuarios, choferes y transportistas luego de anunciar las medidas en el Terminal La Divisa, San Bernardo.

Una feliz coincidencia hizo que las complicaciones logísticas de algunos exportadores de frutas y otros bienes tuvieran una respuesta del Gobierno para mejorar falencias en la cadena de suministro.

Publicado Actualizado

Ratificando el compromiso gubernamental por fortalecer la logística a nivel país, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) junto con el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, informaron la extensión a nivel nacional del Plan de Logística Colaborativa. Se trata, en suma, de una instancia que busca identificar brechas y oportunidades para mejorar la eficiencia y productividad de las cadenas de distribución a nivel nacional.

Para ello, y a través del establecimiento de cinco ejes de trabajo (minimizar las restricciones operacionales en los puertos; maximizar la productividad de los terminales portuarios; reforzar las condiciones de accesibilidad terrestre a los puertos; mejorar la coordinación de la cadena con depósitos extra-portuarios y asegurar una operación naviera sin sobrecostos), se ejecutaron una serie de disposiciones que fueron aplicadas de forma preliminar en los puertos estatales de la Región de Valparaíso para medir su impacto.

Por ejemplo, los refuerzos de sus recursos aplicados tanto por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) como el Servicio Nacional de Aduanas para mejorar las coordinaciones y reducir "cuellos de botella" en los puertos.

A esto se suma la incorporación de nuevas operaciones ferroviarias nocturnas para el desplazamiento de carga hacia (y desde) el Puerto de Valparaíso. O bien la autorización de nuevos parámetros de operación para el Puerto de San Antonio, permitiendo el ingreso a la poza con altura de ola de hasta dos metros. Esta sola medida automáticamente incrementará en alrededor de un 30% las maniobras navieras.

En palabras del ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, “Chile es un país abierto al mundo, y si bien geográficamente tenemos un océano y una cordillera que nos aleja, la logística nos permite acortar las distancias. Como Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, junto con el Ministerio de Economía, buscamos la forma de mejorar la eficiencia y la productividad de las cadenas logísticas para que el mundo esté en nuestras puertas”.

En tanto, Iván Marambio, representante de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX), y parte de los actuales participantes del plan, indicó que «valoramos la decisión del Gobierno de abordar de manera urgente el conflicto logístico que ha afectado gravemente a las exportaciones de frutas y amenaza a la nueva temporada. Como ASOEX hemos avanzado en la coordinación con otros actores relevantes de la cadena logística para definir medidas urgentes que se deben implementar, y a través de esta instancia pública-privada esperamos poder abordar el problema y sus soluciones de manera integral, con acciones transversales y en breve plazo”, señaló.

Otra buena noticia son las disposiciones que quedan por implementar a continuación: optimización de horarios de atención a través del Refuerzo de Comités Portuarios de Coordinación de Servicios Públicos; reactivación de los solicitados "terceros turnos" del transporte terrestre en camión para entornos portuarios que lo requieran; considerar nuevas atribuciones para potenciar el trabajo de Aduanas en materia de controles; incorporación progresiva de agendamientos a las exportaciones en los puertos de la zona central; refuerzo (muy solicitado previamente) ante incidentes en áreas críticas de seguridad en "zonas rojas" y, finalmente, ejecutar medidas que apunten a mejorar la infraestructura para fiscalización y manejo de cargas.