Se cumplen 8 días de paro en DP World San Antonio con varias consecuencias

El espigón de San Antonio es el escenario del conflicto laboral que mantiene paralizadas todas las faenas portuarias.
El espigón de San Antonio es el escenario del conflicto laboral que mantiene paralizadas todas las faenas portuarias.

Una compleja semana han vivido en el terminal concesionado con la suspensión de recaladas y la incertidumbre instalada en la llegada de cruceros a San Antonio. Todo esto, sumado al conflicto laboral que tiene a unos 900 trabajadores en paro y que no encuentra una vía de solución.

Publicado

Fue en el segundo turno del 15 de noviembre cuando comenzó el paro de los trabajadores portuarios que prestan sus servicios en DP World San Antonio. Una movilización que se prolongó hasta ahora sin que haya acuerdos para solucionar el conflicto.

La huelga deja sus efectos en el terminal concesionado. Según un comunicado interno de DP World a sus trabajadores, seis barcos cargueros cancelaron su llegada a ese puerto por efectos del paro, cifra que podría a aumentar si persiste la falta de atención a las naves.

Menos recaladas que se dan en un contexto de una fuerte caída en el movimiento de carga, de -35% en Teus durante octubre y de -25% en los últimos tres meses, según datos de la misma empresa.

Se suma además la situación que afecta a la M/N Santos Express que está impedida de zarpar desde el 15 de noviembre. Es un barco de 333 metros de eslora con capacidad de 11.519 Teus que, en la práctica, permanece retenido en el puerto.

Según la empresa por los turnos no realizados los trabajadores han perdido más de $ 30 millones promedio por día de huelga. Además estiman que el menor volumen de carga atendida implicará un cierre del año con menos de 8 millones de toneladas, lo que impactará en unos $ 200.000 menos al bolsillo de los trabajadores por bono tonelaje.

Preocupación por los Cruceros

Otro efecto del paro es la suspensión de la recalada del crucero Seven Seas Mariner que debía llegar con 300 pasajeros el 25 de noviembre a San Antonio pero que ahora, por decisión de la empresa armadora, se va a dirigir al puerto de Valparaíso. Y en la planificación de DP World San Antonio hay otros tres cruceros que deberían arribar en lo que resta de noviembre y diciembre.

“Como recordarán, en San Antonio hicimos un gran esfuerzo para traer los cruceros turísticos a la ciudad. Las huelgas ilegales y la incertidumbre operacional implicarán que cada día tengamos menos cruceros en la ciudad”, planteó la compañía a sus trabajadores.

Sobre este tema reaccionó la Corporación de Puertos del Cono Sur que agrupa a los puertos de Arica, Iquique, Antofagasta, Valparaíso, San Antonio, Talcahuano-San Vicente, Puerto Montt y Castro, Chacabuco y Punta Arenas; al agente naviero Inchcape Shipping Services; al concesionario de Puerto Valparaíso, Terminal Pacífico Sur (TPS); y al operador turístico DMC Chile.

Por medio de una declaración recordaron las pérdidas que dejó la pandemia para el turismo de cruceros. “Como Corporación de Puertos del Cono Sur, considerando el cambio de recalada con la Seven Seas Mariner en el marco del paro en el terminal DP World, creemos que una ausencia de cruceros en el puerto de San Antonio -en calidad de homeport- y sumado a una esperanzadora reactivación tras el complejo escenario que dejó la pandemia, sería repetir los peores momentos para una industria clave en el desarrollo de la comuna, por lo que es fundamental poder retomar la normalidad de dichas operaciones” expresaron desde la entidad.

La opinión de los trabajadores

DP World califica el paro de los portuarios como una acción ilegal que se pudo evitar si hubieran aceptado el paquete que ofertó la empresa. Este contenía beneficios en torno a $ 450.000 promedio por trabajador, considerando un monto adicional en el tramo superior del bono tonelaje y tres meses adicionales de renta ajustada por negociación anticipada. Una oferta que la empresa no mantiene después que fuera rechazada por los sindicatos.

En una declaración, los mismos sindicatos manifiestan estar disponibles para llegar a un acuerdo con DP World San Antonio. “Estamos convencidos de que no basta sólo con declaraciones y palabras de buena crianza para dar solución a las temáticas pendientes, seguir con esta dinámica de reuniones varias, mesas de trabajo no vinculantes son instancias que en una estructura clara de resolución de controversias podría funcionar. Cosa que hoy no ocurre en DP World San Antonio y que en un modelo desgastado, añejo y obsoleto impulsado por el grupo Matte hoy nos tiene frente a este conflicto que esperemos resolver a la brevedad”, expresaron.

El conflicto es de larga data, dicen los sindicatos, y resultado de una relación desgastada, con confianzas rotas y molestia acumulada. Acusan intransigencia de los directivos de la empresa y mencionan como focos del conflicto la seguridad, la eficiencia operacional y el bienestar de sus representados.

“Los trabajadores nos aburrimos y decimos ¡basta!. Llegó el momento de atender, fijar fechas y acordar con nuevos interlocutores la manera que desde hoy en adelante nos relacionaremos como trabajadores y compañía, dándole solución a las temáticas pendientes y a las que sigan siendo levantadas”, indicaron.