Acuerdo sobre humedal facilitará la expansión portuaria en San Antonio y el cuidado del ambiente

La imagen muestra la ubicación de las lagunas Ojos de Mar, en una zona de expansión del puerto.
La imagen muestra la ubicación de las lagunas Ojos de Mar, en una zona de expansión del puerto.

En el Segundo Tribunal Ambiental firmaron el documento la Empresa Portuaria, la Municipalidad de San Antonio, el Consejo de Defensa del Estado y organizaciones sociales y medioambientales de la comuna.

Después de dos años de tramitación, Puerto San Antonio, la municipalidad local, el Consejo de Defensa del Estado -en representación del Ministerio del Medio Ambiente- y organizaciones ambientales y comunitarias firmaron el avenimiento, ante el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago, que permitirá que se declare humedal urbano a las lagunas Ojos de Mar de Llolleo.

El acuerdo implicará la declaratoria y delimitación por parte del Ministerio del Medio Ambiente de las lagunas Ojos de Mar como humedal urbano, la dictación por parte de la Municipalidad de San Antonio de una ordenanza sobre los humedales de la comuna, la creación de una gobernanza con amplia participación de la comunidad y una serie de medidas y acciones concretas de la empresa portuaria para su cuidado y preservación.

“Este tipo de acuerdo, inédito en la judicatura ambiental, tiene la particularidad de equilibrar la protección ambiental con el desarrollo del país, pues expresamente se convino que la protección del humedal no obstará el desarrollo de la actividad portuaria actual o futura”, destacó el gerente general (i) de Puerto San Antonio, Fernando Gajardo Vásquez.

Sobre este hito, la alcaldesa de San Antonio, Constanza Lizana, sostuvo que “es un gran avance, el municipio siempre sostuvo que este debía ser un humedal urbano que debía ser protegido; hoy esto se reconoce y se manifestará en una resolución administrativa. Este es el reflejo de la lucha de las comunidades y los movimientos ambientalistas que tienen claro el valor los humedales urbanos para conservar la biodiversidad y además mantener los bienes comunes naturales”.

Fernando Gajardo agregó que “en Puerto San Antonio hemos sido perseverantes respecto de la protección del medio ambiente y la armonía que debe existir con los proyectos de desarrollo. Para lograr este importante hito, trabajamos junto a la comunidad y al municipio de San Antonio, promoviendo un diálogo franco y constructivo, alcanzando un acuerdo con la comunidad para el resguardo, protección y la futura gobernanza de las lagunas Ojos de Mar de Llolleo”.

El ejecutivo recalcó que “nuestro compromiso es desarrollar proyectos sostenibles para el país, poniendo especial cuidado en la biodiversidad y la protección de los ecosistemas, ejemplo de ello es Puerto Exterior, el cual posee un diseño robusto y sostenible y que se encuentra actualmente en evaluación ambiental”.